Sedentarismo

Sedentarismo: un gran problema de salud

Aunque en los últimos años han crecido los índices de actividad física entre los chilenos, los expertos creen que es insuficiente y que el sedentarismo sigue ganando terreno.

El sedentarismo es un problema de salud pública que se repite en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que un 60 % de la población no realiza la actividad física suficiente para obtener beneficios en la salud.

Chile es una de las naciones con mayores niveles de sedentarismo. A diferencia de otros países latinoamericanos, como Argentina, Brasil o Colombia, donde los ciudadanos practican algún tipo de ejercicio a diario, en nuestro país la cultura deportiva es deficiente.

A esto se suman malos hábitos alimenticios de los chilenos, que actualmente mantienen a más de la mitad de la población mayor de 15 años con sobrepeso u obesidad, según datos del Ministerio de Salud, lo que se le suma a los índices de sedentarismo.

De hecho, en 2015, Chile fue catalogado como el tercer país de América con peor estilo de vida, luego de Estados Unidos y México, debido a la falta de ejercicio físico y la alimentación poco saludable.

Si bien en los últimos años ha aumentado el interés de los chilenos por llevar una vida saludable y se ha registrado una evolución favorable en la práctica de ejercicios, los expertos aseguran que todavía falta una conciencia colectiva de la importancia de realizar actividad física.

Las cifras

La OMS entiende como sedentaria a toda persona que realice menos de 30 minutos de actividad física, a una intensidad moderada, al menos tres veces a la semana.

De acuerdo a la Encuesta de Nacional de Hábitos de Actividad Física y Deporte 2015, que es realizada cada tres años por el Ministerio de Deporte, la población sedentaria en Chile ha disminuido en un 2,6 % entre 2012 y 2015 (de 82,7 % a 80,1 %), y ha bajado en un 7 % entre 2006 y 2015 (de 87,1 % a 80,1 %).

Otro resultado positivo que entregó la medición fue que aumentó la cifra de personas “practicantes” de actividad física o algún deporte, independiente de su frecuencia semanal. El alza fue de un 2,4 % entre 2012 y 2015 (de 29,4 % a 31,8 %).

De las personas que se ejercitan habitualmente, la mayoría prefiere hacerlo en recintos públicos o espacios abiertos a la comunidad, con un 53,6 %. En tanto, la mayoría de los hombres prefieren el fútbol, con 41,6%, mientras que las mujeres se inclinan por el baile entretenido, con un 22 %, y el acondicionamiento físico, con un 19,8 %.

Por otro lado, la encuesta reveló que la Región de Antofagasta es la que presenta mayor cantidad de personas que practican algún deporte regularmente, con un 40,4 %. En tanto, en la Región del Maule es donde menos se realiza actividad física, con un 20,7 %.

Aunque a nivel nacional las cifras parecen alentadoras, es un hecho que el sedentarismo sigue presente entre los chilenos. De hecho, la medición del Ministerio del Deporte arrojó que la falta de tiempo es la principal excusa que dan las personas “no practicantes” para no hacer ejercicio, con un 50,7 %.

De este modo, tal como advierten los especialistas, quienes no realizan ninguna apuesta deportiva por su salud en el año, aumentan los riesgos de contraer enfermedades.

Los riesgos

Por tal razón, para el sistema de salud las personas sedentarias con consideradas como “más costosas”, dado que el estilo de vida puede acarrear enfermedades como diabetes, depresión, problemas cardíacos, entre otras.

Por ejemplo, una persona que padece de diabetes, podría gastar hasta un millón de pesos al año para mantener controlada la enfermedad. Esta enfermedad, con todos sus costos, tanto en calidad de vida como a nivel monetario, podría evitarse a tiempo aumentando la actividad física.

Juan José Santa Cruz, representante de la aseguradora online EstoySeguro, asegura que los costos de los seguros se elevan si hay preexistencias médicas. “Algo tan simple, como contratar la prima de un seguro complementario de salud o uno de vida, se ve directamente afectado por las preexistencias de una persona sedentaria”, explicó.

Desde el punto de vista de la infraestructura, en Chile faltan más espacios públicos donde practicar deportes. Según los expertos en arquitectura, las ciudades chilenas no solo carecen de plazas o espacios al aire libre, sino que también tienen un déficit de canchas, no solo destinadas al fútbol, sino también al tenis, baloncesto, atletismo, entre otros.

José Miguel Peña Virgili, arquitecto e impulsor de la vida saludable, asegura que el acceso al deporte no puede ser un lujo en nuestro país. Según su opinión, no solamente la falta de interés y de tiempo desincentivan a las personas que no realizan actividades físicas, sino también son pocos los espacios accesibles para hacer deporte.

Finalmente, en un país donde las jornadas laborales son extensas, los especialistas sugieren comenzar por una cuota pequeña de actividad física al día, como por ejemplo caminar 30 minutos al día, andar en bicicleta o trotar algunas veces a la semana.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *