Desinfección empresarial

Coronavirus: La sanitización como parte del presupuesto empresarial

El COVID─19 ha llegado para quedarse por algún tiempo. Hogares y empresas han tenido que comenzar a invertir en productos y servicios de desinfección. Mientras la situación siga como está, el valor de ellos irá en aumento. Tal y como parece, los más razonable es buscar alternativas que logren desinfectar por mayor tiempo.

El 30 de diciembre pasado, uno de los médicos del hospital de Wuhan llamado Li Wenliang, advirtió por primera vez a la comunidad científica la presencia de un virus similar en síntomas al SARS, el cual provoca graves problemas respiratorios a quien lo padece.

El médico, quien falleció de la extraña enfermedad tiempo después, fue ignorado por sus pares y por el oficialismo chino, provocando las graves consecuencias que vemos hoy en día. Incluso, el profesional había advertido a sus colegas para que usaran mascarillas y se lavaran las manos.

Semanas más tarde, el gobierno chino reconoció su equivocación frente al mundo, estableciendo que el mundo presenciaba un nuevo virus llamado COVID-19, el cual más adelante sería catalogado como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En la actualidad, ya son 6.5 millones de contagiados aproximadamente, a los que se agrega la lamentable cifra de 380 mil fallecidos. Según lo que conocemos, la solución temporal tomada por los gobiernos del mundo es aplicar medidas de distanciamiento social, y en especial, de higiene.

¿Sólo hay que lavarse las manos?

Desde el inicio de la pandemia, la recomendación por excelencia por parte de las autoridades ha sido aplicar cuarentenas que fomenten el distanciamiento entre las personas, el uso de mascarillas y el lavado de manos prolongado.

No obstante, eso no basta para frenar el virus. Según estudios realizados por influyentes universidades, este virus puede llegar a sobrevivir hasta 78 horas en las superficies, dependiendo del material y las condiciones de temperatura del lugar.

Para poder limpiar efectivamente los espacios, los expertos recomiendan el uso de alcohol, cloro e incluso amonio cuaternario para zonas bajas. De igual forma existen otras soluciones que desinfectan superficies por un tiempo más largo. “Es de suma importancia entender que hoy limpieza no significa mantener los espacios con buen olor y apariencia. Hoy lo que hay que hacer es sanitizar de forma correcta, tanto en la casa como en las empresas”, explica Eduardo Olmedo Prado, director ejecutivo de ViaSolution.

Limpieza no equivale a desinfección

Hoy en día, mantener el hogar libre de coronavirus no es nada fácil. Tarea más complicada es desinfectar las empresas consideradas como servicios esenciales o que siguen funcionando porque están en zonas libres de cuarentena.

Es por ello que, como medidas de protección extra, algunos comercios como farmacias y supermercados han preferido cerrar sus puertas en un horario especifico para poder desinfectar sus espacios. De igual modo, algunas industrias ocupan túneles desinfectantes en sus entradas o aplican amonio cuaternario en ciertas zonas de desplazamiento del personal. ¿Son estas medidas suficientes?

“Los desinfectantes más comunes como el cloro y el amonio, disminuyen su efectividad al toparse con superficies sucias en donde existe materia orgánica. Si huele bien, es porque hay un buen uso de odorizante. Esto no implica de ningún modo que la superficie este sanitizada”, señala Eduardo Olmedo Prado.

Siguiendo la misma línea, se puede establecer que la correcta desinfección implica mayor esfuerzo y gasto. Los empresarios y la ciudadanía en general, han tenido que recurrir a nuevas formas y productos de limpieza, debido a que el problema de salud pública que conlleva esta pandemia esta en alza. Por lo que, mientras el asunto no se controle, la situación seguirá igual.

Futuro incierto, decisiones del presente

“Apenas vuelvan a funcionar los recintos púbicos, sus administradores van a tener que renovar sus protocolos de desinfección. Esto quiere decir que deberán si o si ocupar cloro, alcohol, amonio, entre otros. Agregado a esto, se tendrá que recurrir a un mayor costo humano, ya que los procesos de sanitización deberán hacerse más seguido y con un conocimiento previo de cómo hacerlo de forma correcta”, establece Eduardo Olmedo Prado de ViaSolution.

Así como las familias han cambiado sus hábitos de compra, agregando productos de limpieza que antes no llevaban, las empresas tendrán que reajustar sus bolsillos con el fin de otorgar mayor seguridad a sus empleados y clientes. Más adelante tendrán que agregarse nuevas formas de sanitización si es posible.

“Hay tecnologías nuevas que los empresarios tendrán que poner en práctica. Hoy en día existen recubrimientos activos que utilizan las bondades del cobre, con el fin de prolongar los tiempos de desinfección. Los mismo sucede con los recubrimientos que ocupan nanopartículas de titanio y amonios cuaternarios especializados”, explica Eduardo Olmedo Prado.

 

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.