Estudio revela aumento de delitos de mayor connotación pública en la Macrozona Sur

Image

En el marco de la compleja crisis de seguridad pública que afecta al país, uno de los puntos críticos se emplaza en la Macrozona Sur, que agrupa a las provincias de Arauco y Biobío al sur de la región del Biobío y las provincias de Malleco y Cautín, en la región de La Araucanía.

La denominada «Zona Roja», se encuentra bajo estado de excepción constitucional desde el 16 de mayo de 2022, y el último hecho de violencia -que causo conmoción a nivel nacional- fue precisamente el asesinato de tres carabineros, justo el día de su aniversario, el pasado 27 de abril.

En este contexto, es que sale a la luz pública una nueva edición del Boletín Regional del Núcleo de Humanidades y Ciencias Sociales Faro UDD, denominado «Bajo la sombra del delito: Violencia y sustracción de madera en el sur de Chile», que da cuenta de un incremento en los delitos de mayor connotación social, entre el año 2021 y 2023.Alexander Nanjarí, profesor investigador de Faro UDD y autor del documento remarcó que el escenario en la Macrozona Sur en términos de violencia, robo de madera y crimen organizado sigue siendo delicado.  «La comparativa de las cifras desde el año 2021 al 2023 demuestra un aumento en delitos de mayor connotación social como también, un aumento en la ocurrencia del robo de madera en la provincia de Arauco», señaló.

Respecto a las cifras, entre 2021 y 2023, las provincias de Biobío y Cautín registraron un aumento del 62,5% y 71% respectivamente. En contraste, las provincias de Arauco y Malleco, con una mayor ruralidad y menor densidad poblacional, presentaron aumentos del 31,2% y 41,2% respectivamente durante el mismo período.

Estudio FARO UDD / UDD

Estudio FARO UDD UDD

En relación a las infracciones a la Ley de Armas, en tres de las cuatro provincias mencionadas, el año 2023 registró la cifra más alta. Desde 2020 hasta 2023, se observan aumentos significativos en las provincias de Cautín (267,5%), Arauco (244,9%), Biobío (117,1%) y Malleco (60%). Este incremento puede atribuirse al refuerzo del control estatal y despliegue de fuerzas en respuesta al aumento de la violencia, así como al aumento del poder de fuego, evidenciado por el uso de armas de fuego tanto por particulares como por el crimen organizado.

ROBO DE MADERA

En esa línea, el 27 de febrero de 2022, se promulgó la Ley N° 21.488 que estableció el delito de sustracción de madera, ampliando las facultades para la investigación penal y el control que certifica el origen legal de la madera explotada. Como resultado de estas medidas y un aumento en el despliegue estatal, se ha observado una notable disminución en la cantidad de madera sustraída.Según datos de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), a nivel nacional en 2021 se registró un total de 1.506.329 m3 de madera robada a sus asociados, mientras que al finalizar 2023 se proyectó una disminución significativa, con un total de 267.120 m3 robados, lo que representa una reducción del 82% en comparación con el año anterior.

Además, de acuerdo con información proporcionada por el Ministerio Público, durante 2023 se registraron un total de 833 casos por el delito de sustracción de madera en las regiones de Biobío y La Araucanía. De estos, 430 casos contaban con un imputado identificado, mientras que en 403 casos el imputado permanecía desconocido. Destaca la provincia de Arauco, que experimentó un aumento significativo de casos ingresados al Ministerio Público, alcanzando la cifra más alta de los últimos cinco años, con un total de 248 casos registrados.

Según el Informe de Resultados de Gestión Operativa 2022 de Carabineros de Chile, los delitos que destacan en el contexto de violencia rural son: los delitos contra la propiedad, delito de incendio lideró con 316 casos, delitos contra las personas, se registraron 70 casos de atentado y amenaza contra la autoridad y se reportaron 9 homicidios durante el año 2022.Según los datos aportados por este documento, en 2023 se reportaron 833 casos de robo de madera en Biobío y La Araucanía. De ellos, 430 tenían un imputado identificado, mientras que en 403 casos el imputado seguía sin identificar. La provincia de Arauco destacó con 248 casos, marcando un máximo de cinco años en reportes a la Fiscalía

Compartir: