Obesidad

Obesidad: La enfermedad que está acechando a los chilenos

La hipertensión, diabetes y colesterol alto son patologías crónicas causadas por el exceso de peso, que incluso afectan a la hora de contratar un seguro de vida. ¿Qué hacer? Acá recomendaciones.

El exceso de peso no es solamente un problema estético. Al hablar de obesidad es importante tener en cuenta que se trata de una enfermedad que, ciertamente, disminuye la esperanza de vida de las personas, al aumentar el riesgo de sufrir otros problemas de salud.

En Chile, el sobrepeso es uno de los padecimientos más comunes. Según la Encuesta Nacional de Salud 2016 – 2017, publicada por el Ministerio de Salud en noviembre de este año, un 74 % de la población chilena tiene exceso de peso. De ellos, un 32,2 % sufre de obesidad, un 39,8 % padece sobrepeso y un 3,2 %, de obesidad mórbida.

“Estas cifras deben convertirse en una prioridad para los equipos de salud del próximo gobierno. Reducir estos índices generará efectos positivos en otros indicadores sanitarios, dado que la obesidad contribuye a la aparición de otras enfermedades”, afirmó el subsecretario de Salud Pública, Cristian Herrera.

Tal como señala la autoridad, tener exceso de peso constituye un importante factor de riesgo de enfermedad “no transmisibles”, es decir, que duran largos periodos de tiempo y evolucionan lentamente. Algunas de ellas son: problemas al colesterol, hipertensión, apnea del sueño o insuficiencia respiratoria, enfermedades articulares, y/o algún tipo de diabetes.

De hecho, la diabetes es uno de los males más generalizados en el país: el 12,3 % de la población chilena se encuentra en sospecha de sufrir diabetes mellitus, una cifra que va es más significativa entre las mujeres que entre los hombres.

Aunque los especialistas recomiendan realizar actividad física al menos dos veces a la semana, y de este modo prevenir enfermedades asociadas a la obesidad, en la práctica son pocos los chilenos que practican algún deporte.

De acuerdo a la mencionada Encuesta Nacional de Salud, un 86,7 % de los chilenos se declara sedentario, una cifra levemente inferior a la registrada en 2009 – 2010, cuando un 89,4 % reconoció no practicar actividad física.

Todos estos factores de riesgos son tomados en cuenta a la hora de contratar seguros de vida, especialmente recomendados para aquellos que son proveedores de una familia, que, en caso de fallecimiento, quedaría desamparada.

Antes de elegir, es recomendable cotizar seguros de vida, de modo de contratar el que más se acomode a la realidad de cada persona. Una opción es ingresar a EstoySeguro.cl, una corredora de seguros en línea que permite cotizar y revisar las distintas ofertas de las mejores aseguradoras del país.

Si es primera vez que cotiza un seguro de vida, es importante que las empresas aseguradoras toman en cuenta distintos factores, especialmente de salud, antes de decidir si venderán este producto y qué precios cobrar por las primas.

Por ejemplo, se tomará en cuenta la edad del contratante, su condición médica ─especialmente si tiene enfermedades crónicas por sedentarismo─, si consume tabaco u alcohol y sus pasatiempos y ocupación.

Normalmente, las personas jóvenes o con buena salud, que no fumen o no tengan pasatiempos u ocupaciones peligrosas, podrán acceder a primas más económicas, dado que es esperable que estos asegurados vivan por más tiempo.

Por el contrario, quienes tengan mayor edad o padezcan de alguna enfermedad, fuman o tienen hobbies o profesiones riesgosas, deberán pagar más por contratar seguro de vida. De ahí la importancia de mantener hábitos del cuidado de la salud.

En Chile, se han tomado una serie de políticas públicas destinadas a frenar los crecientes índices de obesidad en el país y, con ello, la masificación de otras patologías, como hipertensión o diabetes.

Una de estas medidas ha sido la Ley de Etiquetado de Alimentos, que entró en vigencia en junio de 2016. Esta normativa obliga a las empresas a etiquetar con sellos de advertencia los alimentos que superen los límites de calorías, grasas saturadas, azúcares y sodio, establecidos por el Ministerio de Salud.

Esta misma iniciativa legal también apunta a prevenir la obesidad en menores de edad. Por tal razón, prohíbe la publicidad de “comida chatarra” dirigida a menores de 14 años, así como también la venta de estos alimentos en establecimientos educacionales.

Sin embargo, estas medidas públicas en no pueden reemplazar el cuidado personal de la salud. ¿Qué hacer para no tener riesgo de enfermedades crónicas? Los especialistas recomiendan practicar actividad física al menos tres veces por semana y mantener una dieta balanceada.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *