Google alertará con IA sobre posibles inundaciones en Chile: ¿Cómo funciona?

Image

La compañía busca ayudar a las comunidades en riesgo expandiendo sus capacidades de pronóstico de inundaciones a 80 países, agregando 60 nuevos; entre ellos Chile, Argentina y México.

El cambio climático ha provocado un aumento de los desastres naturales en el planeta, tanto en frecuencia como en intensidad. Las inundaciones son una de las principales amenazas para la población, afectando a más de 250 millones de personas en el mundo cada año –según estimaciones– con alrededor de 10 mil millones de dólares en daños económicos.

Google, utilizando la inteligencia artificial (IA) para enfrentar esta crisis climática, busca ayudar a las comunidades en riesgo expandiendo sus capacidades de pronóstico de inundaciones a 80 países, agregando 60 nuevos; entre ellos Chile, Argentina y México.

Las personas de estos países, también los gobiernos y las organizaciones de ayuda, ahora pueden acceder a información crítica con hasta siete días de anticipación –un aumento de 48 horas tan sólo el año pasado– para prepararse y adaptarse a las inundaciones a través de Flood Hub, la plataforma de Google que muestra pronósticos de inundaciones fluviales, mostrando cuándo y dónde ocurrirán, en áreas del mundo con una población total de 460 millones de personas.

Además, la compañía con sede en California, Estados Unidos, trabaja para ampliar aún más las alertas de previsión de inundaciones en la “Búsqueda” y “Maps”, con el objetivo de entregar esta información a los usuarios cuando más lo requieren.

¿Cómo funciona el uso de la IA para pronosticar inundaciones?

Google comenzó en 2018 el pronóstico de inundaciones en India, expandiéndose a Bangladesh para ayudar a combatir los catastróficos daños producto de las inundaciones anuales.

La IA procesa diversas fuentes de datos disponibles públicamente, como pronósticos meteorológicos e imágenes satelitales. La tecnología combina dos modelos: uno hidrológico, que pronostica la cantidad de agua que fluye en un río, y otro de inundación, que predice qué áreas se verán afectadas y cuál será la profundidad del agua.

Compartir: