Crecimiento económico Chile

Chile lidera el crecimiento económico en América Latina

Una vez más Chile lidera la expansión de las economías de mayor producto interno bruto (PIB) de Latinoamérica, llegando a alcanzar un crecimiento de 4,8 % en los primeros seis meses de este año, con parciales de un 4,3 % en el primer trimestre y 5,3 % en el segundo trimestre.

Mientras el escenario internacional lo permita, se prevé que para el final del año el desarrollo vaya desde el 3,5 % hasta el 4,5 %.

En esta misma línea, el Fondo Monetario Internacional encumbró la suya a un 3,8 %. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) llegó a un 3.9 %. Y por último, la consultora británica Capital Economics llegó a un 4.5 %.

¿Por qué es importante saber esto?

Es necesario conocer y compartir los datos que guían este aumento, más aún si consideramos que sin un crecimiento vigoroso es difícil impulsar políticas de alcance social que impacten a una gran cantidad de personas o acometer nuevas infraestructuras y en especial mantenerlas.

Además, la solidez de estos resultados también es una especie de invitación a los países y empresas para generar puentes comerciales por donde fluyan sus bienes y servicios en ambos sentidos y que, al mismo tiempo, atraigan inversiones nacionales o internacionales.

La formación bruta de capital fijo chileno, como es la inversión que se realiza en bienes como maquinarias, edificios, medios de transporte, equipos de producción, construcciones y más, que se destinan de forma directa o indirecta a producir ha crecido un 7,1 % durante el primer semestre. Lo que prevé un 5,1 % al finalizar el año.

Casi todas las actividades productoras reflejan subidas, entre ellas sobresalen la industria manufacturera y el comercio, así como también los servicios personales y empresariales (aunque en menor medida).

Por su parte, el área agropecuaria-silvícola y pesca destacaron por su efectividad de trabajo, lo que también amerita motivación y reconocimiento.

¿Qué podemos esperar de este crecimiento?

El comercio exterior generado desde enero hasta junio del 2018, ascendió a 74.895 millones de dólares lo que refleja un crecimiento anual de 18 %. Las exportaciones sumaron 39.210 millones, lo que implica un aumento de 22 % si lo comparamos con el mismo período del año pasado. Por su parte, las importaciones alcanzaron los 35.685 millones, un 15 % de alza.

Los envíos mineros reflejan avances del 27 % y los no mineros de un 16 %. En el silvoagropecuario los embargos llegaron a un 19 % mientas que los industriales alcanzaron un 15 %; los productos químicos, la celulosa blanqueada y semiblanqueada de coníferas y eucaliptus y los alimentos resaltaron por sus montantes.

Las entradas de bienes al país aumentaron en un 20 % alcanzando 18.180 millones representando un 51 % de lo importado. Los productos energéticos aumentaron un 27 % con 5.343 millones y los bienes de consumo subieron un 11% con 10.197 millones. Para finalizar, las compras de bienes de capital se posicionaron en los 6.589 millones.

Como dato relevante, es necesario destacar que el ahorro bruto total se elevó a 22,2 % del PIB en términos nominales, compuesto por una tasa de ahorro nacional de 20,2 % del PIB y con un ahorro externo de 2,4 %.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.