Amazon borra tiendas chinas

¿Por qué algunas marcas chinas han desaparecido de Amazon?

Ahora mismo es imposible comprar la mayoría de los productos de marcas chinas como Aukey, MPow o Victsing, empresas todas con sede en Shenzhen, el ‘Silicon Valley chino’.

Una noticia sacudió las redes. Un equipo de expertos en ciberseguridad habían dado con una base de datos ingente que mostraba como nunca antes el alcance de las valoraciones falsas en Amazon. Millones de datos que habían quedado abiertos en internet y que habían sido analizados por este grupo de especialistas. 

No es la primera vez que se habla de este asunto, ni tan siquiera que se deja caer su alcance, incluso demasiado grande como para que la empresa con más trabajadores del planeta pueda controlarlo, pero el golpe esta vez ha llegado muy lejos.

Pocas horas después de que se hiciera público lo ocurrido, muchos usuarios se dieron cuenta de que algo estaba pasando en la web, grandes tiendas desaparecían y otros productos no estaban disponibles. Pero, ¿hasta dónde llega este terremoto?

La investigación de SafetyDetectives

La información la hizo pública el grupo de expertos en ciberseguridad SafetyDetectives en un post en el que explican con todo lujo de detalles lo encontrado. Más de 13 millones de registros de una base de datos desprotegida y abandonada de ElasticSearch.

¿Qué había ahí? Pues todo lo referente a una completa red de manipulación de Amazon en la que fabricantes y usuarios se coordinaban para llenar el ‘marketplace’ de opiniones pagadas.

Según los cálculos de los investigadores, lo descubierto involucraría a más de 200.000 personas en estos actos y sus datos personales estarían a la vista de cualquiera en una base sin contraseña ni cifrado alguno. Pero lo más grave es que entre esos nombres, apellidos, direcciones o emails provenientes de China aparecerían algunos bastante importantes. Y todo apunta a que Amazon está tomando medidas, aunque nadie lo confirma.

La desaparición de marcas chinas importantes

En concreto, lo más llamativo hasta ahora es que han desaparecido de su plataforma marcas chinas gigantes como Aukey, MPow o Tacklife. Y otras como Victsing muestran muchos de sus productos como ‘no disponibles’.

No son nombres cualquiera en la plataforma, sino que son algunos de los proveedores más buscados de la red y según sitios especializados como Marketplace Pulse las tiendas afectadas rondarían en conjunto los 1.000 millones de dólares de ingresos anuales por Amazon, aunque el cálculo no viene de ninguna fuente oficial.

Unos números que muestran el alcance de lo que está ocurriendo, y lo que es peor, al no haber menciones al respecto ni de Amazon ni de ninguna de estas compañías aún no se sabe si la operación ya ha acabado o solo acaba de empezar.

Todas estas marcas, aunque con relativas diferencias, tienen muchas similitudes. Se dedican al mundo de la electrónica y los dispositivos, venden casi de todo, desde accesorios sencillos como cargadores o cables hasta grandes productos como auriculares con cancelación de ruido, pasando por fundas, alfombrillas y purificadores de aire inteligentes.

Shenzhen, una gran fuente de dinero para Amazon

Desde hace años este es el mejor almacén de la compañía fundada por Jeff Bezos. No hay datos oficiales sobre esto, pero sí informes y encuestas. Según esas investigaciones en esta ciudad y el resto de su región está cerca del 30% de todos los vendedores de Amazon de China, que suponen un 40% a nivel global.

Es decir, que lo ocurrido estaría afectando al motor de la compañía y no se sabe qué podría suponer esto para el conglomerado.

Aunque los investigadores no pueden saber a ciencia cierta el lugar exacto de la procedencia de la base de datos encontrada, muchos de los textos estaban escritos en mandarín y por tanto todo indica a que su origen está en el país asiático, por eso el baneo a las marcas chinas.

Hasta que no haya una confirmación oficial por alguna de las partes es imposible saber a ciencia cierta lo ocurrido, pero que tanto las tiendas censuradas como la información encontrada también tengan el mismo lugar de procedencia solo hace que acrecentar las dudas en torno a que hay una relación directa entre ambos hechos.

Nadie da explicaciones

Si tienes un producto de alguna de las marcas afectadas recientemente no deberías preocuparte en demasía pues por ahora no hay nada que indique que vaya a haber problemas con devoluciones ni nada similar, pero sí deberías estar atento a próximas informaciones al respecto.

En principio, por la forma en la que han ido evolucionando los acontecimientos todo hace pensar que pueden ser medidas provisionales en una especie de limpia de reseñas falsas y un intento de Amazon de controlar algo mejor que lo que indican los productos es lo más real posible, pero habrá que esperar para saberlo.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.