Shadow

10 cosas que hay que comprobar antes de comprar un auto usado

Ya has resuelto la importante cuestión de si comprar un auto nuevo o usado. La compra de un vehículo usado puede ser una buena manera de salir a la carretera sin el elevado precio de un vehículo nuevo. Pero, ¿cómo saber si un vehículo de segunda mano es todo lo que se dice en el anuncio online?

La siguiente lista de comprobación resume lo que hay que buscar cuando se compra un auto usado a través de un vendedor privado o un concesionario para que puedas hacer la compra con tranquilidad.

1. Historial del vehículo

Obtén toda la información que puedas del propietario actual y luego investiga por tu cuenta. Comprobando su patente a través de diferentes servicios en línea, sabrá si el vehículo ha sufrido un accidente, si tiene alguna multa y si hay alguna llamada de atención sobre el modelo.

2. Óxido o daños en la pintura

Da un paseo alrededor del auto y observa si hay puntos oxidados o desconchados de pintura. Las pequeñas manchas de óxido localizadas no tienen por qué ser un problema, ya que se pueden arreglar con bastante facilidad. Si hay lugares en los que el metal está totalmente oxidado, es posible que quieras reconsiderar la compra.

3. Problemas con el chasis

Mientras recorres el vehículo, también deberías buscar problemas en el chasis. ¿Está el vehículo nivelado en el suelo? ¿Hay algo que cuelgue del chasis? Presta mucha atención a los parachoques y busca en el interior del maletero y el capó pernos nuevos o deformaciones que puedan indicar un accidente reciente.

4. Bajo el capó

El motor es la parte más importante de cualquier vehículo. Con el auto apagado, abre el capó e inspecciona visualmente el motor en busca de: fugas de líquido, corrosión y mangueras y correas agrietadas. Comprueba si las varillas de aceite y transmisión están descoloridas: el aceite debe ser de color marrón claro y el líquido de transmisión debe ser de color rosa o rojo.

5. Estado de los neumáticos

La banda de rodadura de los neumáticos debe estar desgastada uniformemente y los cuatro deben coincidir. Una banda de rodadura irregular o un desgaste extra en algunos de los neumáticos suele significar una mala alineación, lo que puede ser un síntoma de problemas de dirección, suspensión o chasis. Un vehículo mal alineado tirará hacia la derecha o hacia la izquierda al conducir.

6. Kilometraje

Un auto medio acumula unos 20.000 km al año. Para saber si el vehículo que estás mirando tiene mucho o poco kilometraje, divide la cifra del cuentakilómetros entre la edad del vehículo. Un automóvil con mucho kilometraje tiene más desgaste en sus componentes mecánicos.

7. Electrónica interior

Hacer sonar la radio cuando suena tu canción favorita es una de las pequeñas alegrías de tener un vehículo. Pulsa algunos botones y asegúrate de que el equipo de música y los demás componentes electrónicos del habitáculo funcionan correctamente. Enciende también el aire acondicionado y la calefacción.

En el casod e que tengas que decidas reparar tú mismo el sistema eléctrico del auto tras comprarlo, en sitios como Repuestodo puedes encontrar buenos precios.

8. Tapicería

Los asientos y las telas del interior pueden recibir una paliza en un vehículo. Ten cuidado con los desgarros, las manchas y el cuero agrietado en todos los asientos delanteros y traseros: la tapicería puede ser algo costoso de reparar.

9. Prueba de conducción

La prueba de conducción es probablemente la parte más importante de la compra de un auto usado. Planifica tu ruta y pon el vehículo a prueba para comprobar su maniobrabilidad, aceleración, frenado y suspensión. Si es posible, llévalo a la autopista e intenta aparcar en paralelo para conocer los puntos ciegos que pueda tener el automóvil.

10. Inspección mecánica

Si crees que has encontrado el auto usado de tus sueños, debes llevarlo a un mecánico de confianza para que lo inspeccione. Un mecánico puede determinar si el vehículo tiene algún problema subyacente o áreas que podrían convertirse en un problema en el futuro. No es un servicio gratuito, pero puede evitar que compres un vehículo defectuoso.

Compartir: