Shadow

Brigadistas chilenos de CONAF viajan a Canadá para ayudar a combatir incendios forestales

Delegación nacional está conformada por 62 combatientes provenientes desde la Región de Coquimbo hasta la Región de Magallanes.

El próximo martes (13 junio), a primera hora, un contingente de 62 brigadistas chilenos de CONAF viajará a Canadá para colaborar en el combate de los gigantescos incendios que afecta a ese país, y hasta donde ya han llegado brigadistas de Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Francia.

Los chilenos, constituidos en 4 brigadas y a cargo del líder de la fuerza de tarea, Francisco Vargas, jefe del Departamento de Protección contra Incendios Forestales de la Región de La Araucanía, se trasladarán hasta la provincia de Alberta y se pondrán a disposición de las autoridades locales para trabajar en ese lugar o bien en donde los destinen. Como enlace con Canadian Interagency Forest Fire Centre (CIFFC) fue designado Fernando Parada.

Así lo destacó el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, quien señaló que se enmarca en lo que “el presidente Boric ha estado impulsando y que es la colaboración entre los países ante el cambio climático y los megaincendios en todo el mundo. Por eso nuestro orgullo porque 62 brigadistas, 4 brigadas, parten a Canadá este martes. Son los mejores brigadistas y van a ayudar a un país con el cual tenemos alianzas estructurales en lo económico, derechos humanos, en la calidad de la democracia y también en defender el medioambiente y los ecosistemas boscosas”.

Al respecto, el director ejecutivo de CONAF, Christian Little, indicó que “ésta es una muestra de reciprocidad por parte de Chile por la colaboración que tuvimos de Canadá durante las emergencias del reciente verano. Estamos enviando estos brigadistas altamente capacitados para apoyar las labores de combate, esperando que se extingan pronto esos incendios”.

En lo que va de 2023, más de 3,3 millones de hectáreas han ardido en el país del norte, pese a que aún no llega en el hemisferio norte el periodo de mayor complejidad por las altas temperaturas.

Los brigadistas de CONAF, con gran experiencia en el combate de incendios y varios de ellos con experiencia internacional, provienen desde la Región de Coquimbo hasta la Región de Magallanes y debieron pasar por estrictos controles de selección, como salud compatible con la exigencia, pruebas físicas de resistencia, índice de masa corporal y experiencia en el combate de incendios forestales.

Sobre la participación de los combatientes nacionales en Canadá, la máxima autoridad de la institución forestal afirmó que “para nuestros brigadistas, para los profesionales y para la CONAF, esto constituye una experiencia valiosa porque se conocerá otra realidad y se capacitarán en técnicas que se utilizan en otros países. Además, nosotros les mostraremos las técnicas que desarrollamos acá. Sin embargo, a todos les hemos pedido de manera muy especial el autocuidado, porque la vida siempre está en primer lugar. Por lo tanto, el compañerismo y las técnicas del autocuidado son relevantes”.

La colaboración chilena fue aceptada de inmediato, considerando que la estructura organizacional de CONAF para enfrentar estos siniestros se encuentra bajo el modelo internacional del Sistema de Comando de Incidentes, el cual define claramente los roles para cada función dentro del desarrollo de la emergencia.

A principio de año, la Corporación Nacional Forestal recibió la visita del director ejecutivo de Canadian Interagency Forest Fire Centre (CIFFC), Kim Connors, y del jefe de Operaciones, David Bokovay, para avanzar en los lineamientos de un convenio de colaboración mutua, después de conocer la organización de CONAF para los incendios.

“Esta es una oportunidad para estrechar lazos de colaboración, en virtud de que estamos trabajando en un convenio de más largo plazo para dejar establecido algunos procedimientos y mecanismos de colaboración recíproca”, comentó Christian Little.

Esta buena relación chileno-canadiense quedó de manifiesto esta temporada con la donación norteamericana consistente en 30 motobombas de última generación y mangueras forestales.

Compartir: