Proyectos energéticos en Chile

Tres nuevos proyectos que aportarán al desarrollo energético de Chile

El plan del Gobierno a futuro es renovar la matriz eléctrica del país y propiciar el desarrollo de energías limpias. Para ello ha fomentado la aparición de varios proyectos entre los que destacan la construcción de la nueva línea de alta tensión Tineo-Ancud (Los Lagos), una moderna planta de producción de hidrógeno verde y la llegada de un nuevo inversor de energía eólica.

El Ministerio de Energía tiene como objetivo principal brindar una matriz energética diversificada, equilibrada y sustentable al país, lo que requiere modernizar lo que ya existe y agregar nuevos aportes.

Siguiendo esta línea, durante los próximos años se desarrollarán tres proyectos que ayudarán a dar forma al nuevo Chile en materia energética: una nueva línea de alta tensión para Chiloé y sus alrededores, una innovadora planta de hidrógeno verde y la llegada de un nuevo inversor que construirá más parques eólicos.

El proyecto Tineo-Ancud

La Región de Los Lagos debe modernizar su matriz eléctrica. Así lo han previsto las autoridades, quienes han previsto que la actual línea de alta tensión que llega a la isla de Chiloé podría saturarse en un periodo de cinco años, debido al crecimiento poblacional de la zona y el consiguiente aumento de consumo.

¿Cómo se resolverá este problema? Se construirán 251 torres de alta tensión entre las comunas de Llanquihue y Ancud, las que conectarán dos nuevas subestaciones (Tineo y Nueva Ancud). Por ellas pasará la electricidad proveniente de plantas generadoras, la cual llegará posteriormente a los usuarios a través de las empresas de distribución.

Según comenta Marcelo Concha, jefe de proyectos de Transelec, empresa transmisora a cargo del proyecto, el problema actual se asemeja a una carretera que cada vez se va llenando de más y más vehículos hasta formarse grandes tacos: “siguiendo esta analogía, nosotros construiríamos una nueva carretera para aliviar el flujo vehicular”, explica.

La planificación de Tineo-Ancud, según comentaron desde la empresa, fue realizada por un equipo profesional que se encargó de priorizar una mínima afectación desde el punto de vista ambiental y social. Para ello se realizaron múltiples estudios ambientales y procesos de participación ciudadana, cuyos resultados se consideraron al presentar el Estudio de Impacto Ambiental. La línea estaría operativa el tercer trimestre de 2023.

El combustible del futuro

nuevo combustible

Otro importante desarrollo energético que se vivirá en nuestro país tiene relación con el hidrógeno verde, combustible sustentable que para muchos será la gran solución a la contaminación provocada por los derivados del petróleo.

Este año el Ministerio de Energía publicó una guía para todas las empresas que quieran invertir en plantas que generen este combustible, lo que finalmente dio como resultado la aprobación del primer proyecto de hidrógeno verde en Chile.

Se trata de Haru Oni de la empresa Highly Innovative Fuels (HIF), que buscará construir una planta generadora en la Región de Magallanes y la Antártica Chilena. Según han comentado las autoridades, este lugar del país tendrá la capacidad de producir el 13% del hidrógeno verde del mundo a futuro.

Esto se debe a que para producir este combustible se ocupa el poder de la energía eólica, muy abundante en esa zona. Con ella es posible realizar un proceso denominado electrólisis, en donde se dividen las moléculas del agua, para quedarse con el hidrógeno y liberar el oxígeno al medioambiente.

Esto último es muy importante, ya que indica que tanto la producción como la utilización de este combustible es 100% limpia.

La llegada de uno de los mayores productores de energía renovable

El tercer avance que ha ocurrido tiene que ver con que entre 2023 y 2025 habrá un aumento en proyectos de energía eólica y solar. Esto se debe a la llegada al país de EDP Renováveis, la cuarta empresa que más produce energías renovables en el mundo.

Tras llegar a un acuerdo con Atacama Energy y Lader Energy por un total de US $38 millones, la compañía portuguesa adquirió un portafolio de 628 MW en parques de energía renovable en nuestro país. Esto quiere decir que dentro de los próximos años se construirán diferentes plantas generadoras alrededor de Chile.

Según comentaron desde la empresa, con su llegada al país esperan poder ser un aporte a la transformación energética nacional, y su vez, buscar nuevas alternativas de negocio ligada a temas como el ya mencionado hidrógeno verde.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.