Crisis en una compañía china

China: ¿Qué es Evergrande? ¿Es demasiado grande para quebrar?

Los mercados bursátiles mundiales han estado en alerta máxima, ya que el gigante chino Evergrande, afectado por la crisis, se enfrenta a una prueba clave esta semana.

El promotor inmobiliario más endeudado del mundo debe realizar este jueves el pago de los intereses de sus bonos por valor de 84 millones de dólares (61 millones de libras).

A principios de la semana, la empresa comenzó a reembolsar a los inversores de su negocio de gestión de patrimonio con propiedades, ya que se esforzaba por encontrar efectivo para hacer frente a sus obligaciones.

¿Qué hace Evergrande?

El empresario Hui Ka Yan fundó Evergrande, antes conocido como Hengda Group, en 1996 en Guangzhou, al sur de China.

Actualmente, Evergrande Real Estate posee más de 1.300 proyectos en más de 280 ciudades de China.

El Grupo Evergrande abarca ahora mucho más que la promoción inmobiliaria.

Sus negocios abarcan desde la gestión de patrimonios hasta la fabricación de coches eléctricos y de alimentos y bebidas. Incluso posee uno de los equipos de fútbol más importantes del país, el Guangzhou FC.

Según Forbes, Hui tiene una fortuna personal de unos 10.600 millones de dólares.

¿Por qué tiene problemas Evergrande?

Evergrande se expandió de forma agresiva hasta convertirse en una de las mayores empresas de China, con un préstamo de más de 300.000 millones de dólares (217.000 millones de libras).

El año pasado, Pekín introdujo nuevas normas para controlar la cantidad que deben los grandes promotores inmobiliarios.

Las nuevas medidas llevaron a Evergrande a ofrecer sus propiedades con grandes descuentos para asegurarse de que entraba dinero para mantener el negocio a flote.

Ahora, tiene dificultades para hacer frente al pago de los intereses de sus deudas.

Esta incertidumbre ha hecho que el precio de las acciones de Evergrande caiga un 85% este año. Sus bonos también han sido rebajados por las agencias de calificación crediticia.

¿Por qué es importante que Evergrande se hunda?

Hay varias razones por las que los problemas de Evergrande son graves.

En primer lugar, muchas personas compraron propiedades a Evergrande incluso antes de que comenzaran las obras. Han pagado depósitos y podrían perder ese dinero si la empresa quiebra.

También están las empresas que hacen negocios con Evergrande. Las empresas, incluidas las de construcción y diseño y los proveedores de materiales, corren el riesgo de sufrir grandes pérdidas, lo que podría llevarlas a la quiebra.

El tercero es el impacto potencial en el sistema financiero chino.

“Las consecuencias financieras serían de gran alcance. Evergrande debe al parecer dinero a unos 171 bancos nacionales y a otras 121 empresas financieras”, declaró Mattie Bekink, de Economist Intelligence Unit (EIU).

Si Evergrande incumple, los bancos y otros prestamistas podrían verse obligados a prestar menos.

Esto podría llevar a lo que se conoce como una crisis crediticia, cuando las empresas luchan por pedir dinero prestado a tipos asequibles.

Una crisis crediticia sería una muy mala noticia para la segunda economía del mundo, porque las empresas que no pueden pedir préstamos tienen dificultades para crecer y, en algunos casos, no pueden seguir operando.

Esto también podría inquietar a los inversores extranjeros, que podrían ver a China como un lugar menos atractivo para poner su dinero.

¿Es Evergrande “demasiado grande para caer”?

Las graves consecuencias de la quiebra de una empresa tan endeudada han llevado a algunos analistas a sugerir que Pekín podría intervenir para rescatarla.

Así lo cree Mattie Bekink, de la EIU: “En lugar de arriesgarse a interrumpir las cadenas de suministro y enfurecer a los propietarios de viviendas, creemos que el gobierno probablemente encontrará una forma de garantizar que el negocio principal de Evergrande sobreviva”.

Otros, sin embargo, no están seguros.

En un post en la aplicación de chat y la plataforma de medios sociales de China WeChat, el influyente editor jefe del periódico respaldado por el Estado Global Times, Hu Xijin, dijo que Evergrande no debería depender de un rescate del gobierno y que, en cambio, necesita salvarse a sí misma.

Esto también coincide con el objetivo de Pekín de frenar el endeudamiento de las empresas, lo que significa que un rescate de tan alto perfil podría ser visto como un mal ejemplo.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.